Asesor de daños de pinturas

Prueba del disolvente

Antes de comenzar una pintura de reparación, recomendamos realizar una prueba de ataque de disolvente en una zona lijada. Con este método pueden identificarse eventuales capas existentes sensibles a los disolventes.

Las capas sensibles a los disolventes pueden ser:

 

 

Ejecución:

En una zona esmerilada existente después de los trabajos de lijado, frotar con un paño empapado con aditivo de ajuste Glasurit 352-50 ó -91.

En el caso de que se hinche, se disuelva o se adhiera una de las capas de pintura liberadas, es que existe una capa sensible a los disolventes.

 

Para la reparación de estas capas debe tenerse en cuenta lo siguiente: